Seguridad y Defensa

A día de hoy existe una frecuente necesidad de inspeccionar áreas con condiciones restrictivas o peligrosas para el hombre: lugares de difícil acceso, radiación, limitación de altas temperaturas, altas presiones, debajo del agua, etc. El riesgo que estos ambientes suponen para el hombre, justifica la necesidad del empleo de robots para la inspección y la defensa de los mismos. Debido a la complejidad de los ambientes en los que van a tener que trabajar los robots, es preciso dotar a éstos de gran cantidad de sensores para llevar a cabo las tareas de inspección. A su vez, son necesarias las complejas tareas de su localización y coordinación para indicar exactamente la posición y el momento en el que deberán realizar el trabajo.

Actualmente la principal tarea de este tipo de robots es la de recopilar información y reportarla al centro de control, siendo las plataformas aéreas no tripuladas las que tendrán un mayor desarrollo en los próximos años. En el futuro, los robots deberán realizar misiones muy variadas. Éstas consistirán desde misiones de seguridad y defensa en tierra, aire y mar; hasta la gestión de la seguridad urbana y doméstica, tareas de exploración en el espacio, misiones no tripuladas, etc. Para ello, deberán ser capaces de realizar tareas de mayor complejidad como la toma de decisiones ante determinados estímulos ó la detección de posibles situaciones de peligro. La evolución natural hacia un incremento en la dificultad de las misiones a realizar, exigirá el despliegue y la cooperación de sistemas multirobots.

Descripción en la Agenda estratégica | Listado de proyectos del sector